Vivir en Málaga

Vistas de Malaga

Vivir en Málaga será toda una experiencia enriquecedora.  Como todas las ciudades marítimas y portuarias, Málaga es una ciudad abierta al mundo, cosmopolita, moderna y agradable.

Lo mejor de la ciudad es sin duda la amabilidad y simpatía de la gente, que hacen más fácil el día a día de tu estancia en la ciudad. Los malagueños están acostumbrados a convivir con personas de muchas nacionalidades y estilos de vida diversos. Al vivir en Málaga te sentirás acogido por ellos desde el primer momento.

A lo largo de la historia de Málaga han pasado diferentes culturas, pues fue invadida por fenicios, griegos, romanos y árabes, hasta la llegada de los Reyes Católicos. Esto se refleja en sus costumbres, estilo de vida y en todos los monumentos que podrás encontrar en la ciudad.

En la actualidad Málaga sigue creciendo, y gracias al desarrollo de la Costa del Sol, se ha convertido en una de las capitales mundiales del turismo.

El buen clima de Málaga

Situada en un privilegiado enclave natural, al vivir en Málaga disfrutarás siempre del buen clima y de sus agradables temperaturas.

Los meses más cálidos son julio y agosto con una media máxima de 35º C y 25º C de mínima, siendo los más fríos diciembre y febrero. Y aunque existan días de lluvia, especialmente en otoño e invierno,  Málaga presume de 320 días de sol al año.

De este modo, los que viajan hasta Málaga tienen la oportunidad de disfrutar de sus playas a lo largo de todo el año, o de caminar por su paseo marítimo bajo el sol malagueño.

Qué visitar en Málaga

Catedral de Malaga

Si decides vivir en Málaga podrás disfrutar de la cultura, ya que posee unos 29 museos y centros de arte, lo que la convierte en una de las ciudades europeas con mayor densidad de museos en su centro histórico.

Algunos de los que puedes disfrutar son: El Centro de Arte Contemporáneo (CAC), la Casa natal de Picasso, el Museo Alborania (Aula del Mar), el Museo Carmen Thyssen,  o el Museo de Arte Flamenco “Peña Juan Breva”, entre otros muchos.

La gastronomía malagueña

La oferta de ocio y gastronomía es muy extensa y variada. Desde bodegas tradicionales donde degustar las tapas y vinos de la región, pasando por los típicos chiringuitos de playa que ofrecen nuestro famoso “pescaito frito”, hasta modernos restaurantes con estrellas Michelín.

Disfruta al vivir en Málaga

Vivir en Málaga es sin duda diversión. Durante el día puedes ir de compras por las numerosas tiendas del centro de la ciudad o disfrutar de sus playas. Y por la noche encontrarás muchas opciones para el ocio. En el centro hay bares, clubs y discotecas para todos los gustos, y en la zona de Pedregalejo, donde se encuentra nuestra escuela, encontrarás beachclubs y bares a pie de playa donde tomar algo rodeado de buen ambiente.

Cómo llegar a Málaga

Las comunicaciones con los principales destinos nacionales e internacionales son excelentes, uniendo Málaga y Madrid en tan solo 2 horas y 30 minutos en tren de alta velocidad y Barcelona a solo 1 hora en vuelo o 5 horas en AVE.

Si viajas desde fuera del país, la mejor opción es volar hasta el aeropuerto Málaga - Costa de Sol donde existe una gran opción de vuelos, algunos incluso directos con las ciudades más importantes a nivel internacional.

Desde el aeropuerto puedes llegar a la ciudad fácilmente en transporte público. Además del taxi tienes diferentes autobuses tanto urbanos, con los que llegarás al centro en tan sólo 15 minutos, como interurbanos y de larga de distancia.  Además hay trenes de cercanías que en 12 minutos te dejarán en la ciudad.